Trasplante Renal

Especialista en Trasplante Renal en México | Dr. Carlos Basilio | Hospital SEDNA

La insuficiencia renal crónica hace que el individuo se descompense rápidamente, entre las causas más frecuentes que conducen a esta enfermedad están la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, las infecciones y la glomérulo nefritis. Cuando esto ocurre y se han agotado los tratamientos de filtrado la opción del trasplante renal constituye la tabla de salvación del paciente.

Indudablemente el trasplante renal ocupa un lugar destacado en la urología moderna pues es un método que proporciona gran cantidad de años con excelente calidad de vida a aquellas personas que sufren de insuficiencia renal irreversible.

Cuando hace su aparición como técnica médica en 1954 años su uso fue muy restringido y los riesgos que conllevaba eran muchos, además su acceso estaba limitado a una élite mundial, por el contrario actualmente se ha convertido en una opción habitual en la práctica médica.

¿Qué es un Trasplante Renal?

El trasplante renal es una terapia que mejora la sobrevida a largo plazo cuando se compara con la diálisis de mantenimiento. Durante el trasplante se coloca al paciente un riñón que está sano y que proviene de una persona donante bien sea viva o fallecida.

Aunque el trasplante de riñón tiene riesgos, sus consecuencias positivas exceden los riesgos en la mayoría de los casos, siempre se recomienda un trasplante renal porque el paciente tendrá una mayor expectativa de vida.

Para que un paciente sea elegible para ser sometido a un trasplante renal debe cumplir con una serie de características y sujetarse a un protocolo de estudio riguroso para asegurar el éxito del procedimiento.

Urologo-en-Mexico-CDMX-Sur-Dr-Carlos-Ivan-Basilio-Especialista-en-Trasplante-Renal-v001-compressor

¿Para qué sirve un Trasplante Renal?

El trasplante constituye un tema de gran importancia para miles de personas de todo el mundo que padecen de insuficiencia renal crónica. Para quienes reciben un riñón de un donante, el trasplante supone la esperanza de tener la oportunidad de vivir con mayor libertad, con menos restricciones alimentarias y a más largo plazo.

El éxito del trasplante renal depende del grado de compatibilidad entre el cuerpo receptor (paciente) y el cuerpo donador (donante: que puede ser vivo o fallecido). En tal sentido se realiza un estudio molecular y sanguíneo de ambos y se estima la compatibilidad real, de allí que es imprescindible realizar un análisis exhaustivo para evitar los problemas de rechazo al órgano trasplantado.

¿Cómo se realiza un Trasplante Renal?

Para realizar un trasplante renal se le realiza una evaluación exhaustiva al paciente para determinar si es candidato a la recepción de un riñón donado, los estudios se pueden realizar cuando el paciente está en etapa de prediálisis o también durante la terapia de sustitución renal (diálisis). La evaluación incluye:

  • Historia clínica y exploración física completas, deben hacerse pruebas hematológicas e imagenología, así como una valoración cardiovascular y urológica del paciente.
  • Se le debe dar información extensa al futuro trasplantado sobre los riesgos de la cirugía, las complicaciones más comunes que se pueden presentar.

A las personas que reciben un trasplante de riñón se les aplica anestesia general antes de la cirugía, posteriormente el cirujano hace una incisión en la zona abdominal inferior, entonces ubica el nuevo riñón dentro de la parte baja del abdomen. Por lo general el nuevo riñón se coloca en un lugar distinto al que ocupa el riñón enfermo, será ubicado en algún punto del abdomen, normalmente se hace en la fosa derecha por fuera del peritoneo.

Entonces se conectan la arteria y la vena del nuevo riñón a la arteria y la vena en la pelvis. La sangre circula a través del nuevo riñón, el cual produce orina exactamente como lo hacían los propios riñones del paciente cuando estaban sanos. Luego se conecta a la vejiga el conducto que transporta la orina (uréter). Los riñones enfermos se dejan en el lugar, a menos que estén causando un problema de salud. Finalmente se sutura la herida.

¿Cómo es la Recuperación de un Trasplante Renal?

Técnicamente, la operación es compleja y consta de tres pasos claves, que son la anastomosis o uniones o uniones (arterial, venosa y urinaria). La duración de la intervención en el receptor es de unas 3 a 4 horas. El trasplante renal logra que la función renal sea totalmente recuperada y de esa manera el trasplantado podrá llevar una vida totalmente normal. Precisa la toma de medicación anti-rechazo o inmunosupresores de por vida y frecuentes controles médicos.

¿Cuáles son los riesgos de un Trasplante Renal?

El paciente que va a recibir un trasplante renal parte de una situación de inmunodeficiencia provocada por la uremia y el tratamiento dialítico. A ello se añaden otras condicionantes como la rotura de las barreras cutáneo-mucosas que produce el acto quirúrgico, los fármacos inmunosupresores y la infección por determinados virus que se aprovechan de la supresión de la inmunidad, de allí lo importante del manejo profiláctico previo al trasplante y posterior a este con una observación progresiva del estado de salud del paciente trasplantado.

Urologo-en-Mexico-CDMX-Sur-Dr-Carlos-Ivan-Basilio-Especialista-en-Trasplante-Renal-v002-compressor

Recibir un riñón de un donante se asocia con tres preocupaciones principales: el rechazo, la funcionalidad y la vida útil del órgano que se recibe. De esta triada el más temido es el rechazo inmunológico, se refiere a aquellos casos en los que el sistema inmunológico de la persona receptora no reconoce al nuevo órgano como propio, y por tanto el cuerpo lo ataca e impide llevar a cabo sus funciones normalmente.

Debido a este riesgo, es obligatorio que antes de hacer este procedimiento se realicen una serie de exámenes, para evaluar la compatibilidad entre el órgano y el organismo receptor de acuerdo a distintos criterios.

Adicionalmente se pueden presentar:

  • Trombosis vascular.
  • Hemorragia.
  • Linfocele.
  • Infección del sistema urinario.
  • Fistula urinaria.
  • Estenosis de la arteria renal.
  • Aparición de cáncer por el uso de los inmunosupresores.

El trasplante renal es una cirugía mayor que le permite al paciente renal crónico aspirar a tener una sobrevida de calidad, donde se independice de la máquina de diálisis y de las patologías subyacentes.

El trasplante renal debe ser llevado a cabo por un cirujano urólogo. En el caso de que usted desee agendar una Consulta con el Dr. Carlos Basilio quien es Cirujano Urólogo en la Ciudad de México, no dude en enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Basilio se especializa en llevar a cabo el trasplante renal.

Agendar Consulta

Call Now Button